Los sonidos del arpa llanera viajarán a Francia de la mano de 10 niños de Vichada

15/05/2018
Los sonidos del arpa llanera viajarán a Francia de la mano de los niños de Vichada

 

Bogotá (may. 15/18). Son 10 los jóvenes intérpretes de arpa, bandola, maracas, voz y danza que viajarán a Francia para realizar un intercambio cultural en el marco de la iniciativa Diplomacia Deportiva y Cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los músicos provenientes de Puerto Carreño (Vichada), serán partícipes del Festival internacional Harpes au Max del distrito de Ancenis, en asocio con la renombrada casa constructora de arpas francesas Camac. El objetivo de este festival es promover esta región del país galo, el cual históricamente ha fabricado arpas de manera artesanal y por este motivo invitó a arpistas de todo el mundo para que interpreten el instrumento en todos los lugares de la ciudad. Un espacio de descubrimiento, intercambio y convivencia, centrado en este instrumento universal que ocupará un lugar privilegiado.

Durante el intercambio, los jóvenes estarán en París para realizar una agenda en la sede de la Unesco. Las preocupaciones y expectativas de los jóvenes en materia de educación, ciencias, cultura y comunicación, serán algunos temas que se abordarán durante la visita de los músicos colombianos que se proyectan como líderes en sus comunidades.

En 2017, Los Cantos de Trabajo de Llano fueron declarados Patrimonio Inmaterial por la Unesco. Los cantos de ordeño, los cantos de cabresteo, los cantos de vela y los cantos de domesticación (silbos, gritos, llamados, japeos), son expresiones musicales que acompañan las labores en la extensa región de la Orinoquía. La importancia de esta declaración expone la necesidad de preservar esta tradición que por diversos cambios sociales que impone la industrialización, tiende a desaparecer.



 

Sobre el arpa llanera

Pocos instrumentos musicales nos remiten a los orígenes del hombre como el arpa. Desde los egipcios hasta los celtas, el arpa ha sido parte de la historia musical de la humanidad, ya sea como personaje mitológico o como acompañante en las labores diarias.

El arpa llanera es el resultado del encuentro entre indígenas y la música española que llegó con las misiones jesuitas. El conjunto de música llanera está compuesto de tres instrumentos: el cuatro, que es una guitarra pequeña de cuatro cuerdas y da soporte rítmico y armónico a la música llanera; las maracas o capachos, que están también a cargo del soporte rítmico y son el único instrumento de percusión en el joropo; y el arpa, que está a cargo de la melodía y contra melodía.

La música llanera de Colombia está relacionada con la forma de vida y el territorio de las planicies orientales. La ganadería y la producción agrícola son el contexto en que tradicionalmente se desenvuelve la interpretación de estas músicas.


Francia es el destino del intercambio número 126 de esta iniciativa. Hasta la fecha, han participado 1.606 niños y 295 adultos provenientes de 82 municipios y 21 departamentos colombianos, en intercambios realizados en 46 países de Europa, América, África, Asia y Oceanía, a través de 34 disciplinas deportivas y géneros artísticos.

Esta iniciativa no solo brinda nuevas oportunidades a niños provenientes de poblaciones vulnerables, también contribuye al fortalecimiento de las relaciones culturales entre Colombia y Francia a través de la música. La realización de este intercambio contó con el acompañamiento de la Dirección para el Desarrollo y la Integración Fronteriza del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Gobernación de Vichada, la Alcaldía de Puerto Carreño y la Embajada de Francia en nuestro país.

 

font + font - contrast